domingo, 15 de octubre de 2017

Saneamiento si, eutanasia no - por José Elías




Ya es hora de que alguien se preocupara del estado de los árboles. Me preocupan las actuaciones, antes de conocer cuáles son las patologías que padecen. Creo que sería interesante investigar
Saludos
Pepe Elías

Saneamiento si, eutanasia no

Leo no con cierta preocupación en la prensa local la poda intensiva de 800 ejemplares del Parque de María Luisa.





Es de agradecer que de una vez por todas los arboles del Parque de María Luisa merezcan la atención que nunca han tenido. 

Somos asiduos visitantes al que fue el principal espacio verde de la ciudad y comprobamos la decadencia de algunas de las especies arbóreas más importantes que lo configuran. 

Hemos visto las secuelas que ha dejado la presencia del picudo rojo. - Rhynchophorus ferrugineus que ha eliminado muchas palmeras de la especie. Palmera de Canarias. -Phoenix canariensis de enclaves fundamentales del jardín. 

Asistimos periódicamente a la decrepitud de los centenarios eucaliptos que conforman las principales masas verdes del parque, de un tiempo hacia acá, secándose parte de sus copas y con peligro evidente para los paseantes.


Comprobamos que los altos cipreses están afectados por hongos que en otras ciudades han producido la muerte de muchos de ellos.



Las araucarias de la Glorieta de los Hermanos Machado, únicas en este tamaño que existen en Sevilla presentan un estado decadente alarmante si no se determina la procedencia de este estado. 


Las acacias de tres púas. -acacia negra devorados sus brotes tiernos por las ratas para saciar sus ansias de sed. 

Los pocos olmos que quedan en el parque afectados por la plaga de la galeruca, un defoliador del olmo bastante considerable. La larva devora el parénquima de la hoja dejándola desprovista de tejido tierno, solo con sus nervaduras. 



Sería conveniente que a la vez que se practica el saneamiento del arbolado se investigaran las causas de las patologías que padecen cada una de las especies afectadas, para tomar las medidas correctoras para evitarlas. 

Investigación necesaria por otra parte para saber si las medidas previstas son las adecuadas encada caso, expertos en poder identificar y diagnosticar enfermedades arbóreas la Universidad, Colegios Profesionales, arboristas experimentados existen para ser consultados y diagnosticar los problemas que presenta el arbolado del Parque de María Luisa. 

En la actualidad, la información sobre los problemas patológicos sobre arboles ornamentales en medios urbanos es escasa, sobre todo porque los estudios sobre sus plagas y enfermedades, como en el caso de muchos otros cultivos arbóreos, ha estado más orientada a especies forestales o productivas. 

Hemos visto las primeras actuaciones en plátanos, olmos, gleditsias y eucaliptus en los que Los síntomas son la decadencia general, marchitamiento y muerte regresiva del árbol. 


Cada árbol analizado es un problema a la hora de actuar, resolver el problema sobre el terreno y buscar la solución más adecuada sin que el árbol pierda ni su dignidad, ni su aspecto natural. 

El arte de la poda ofrece soluciones en cada caso y elimina por drásticas y peligrosas otras, el acertar en cada caso es el reto que tienen delante los profesionales que van a dirigir las actuaciones. 

En el artículo de prensa a que nos referíamos al principio se apostillaba “poda intensiva “no por más intensiva, una poda es más efectiva. 

Esperamos que dentro de estas actuaciones figure el destoconado de los árboles, la más cara de las obras a ejecutar porque se requiere maquinaria específica que arranque de la tierra la raíz y con ello evitar la sensación de que el parque se convierta en un cementerio de árboles muertos. 

No podemos más que agradecer al Ayuntamiento la posibilidad que ofrece de mejorar sensiblemente con esta actuación los arboles del Parque de María Luisa. En jardinessinfronteras@worpress.com se acompañan fotografías del estado de algunos de los árboles 



DICE EL ÁRBOL de Manuel Benítez Carrasco.

Yo soy tu amigo y te digo:

Por favor, no me hagas daño;
más si es necesario, sea,
pero sólo el necesario.
Sevilla octubre 2017